pixel

Queridos amigos,

Hoy tenemos un nuevo artículo de Natalia Santibañez, que nos va a dar muchas ideas para crear un entorno sensorial maravilloso en casa basándonos en la filosofía Montessori.

De hecho, ella misma lo empezó a plantear cuando estaba embarazada de su pequeño Enzo, tenía claro que no quería tener ni la típica habitación de revista ni una casa modelo. Quería disponer de un espacio adaptado a las necesidades del niño, donde él pudiera disfrutar jugando y aprendiendo. 

¡Vamos allá! 

Como sabemos, el método Montessori es todo un referente en materia de crianza y educación. Su finalidad es sencilla a la vez que desafiante: propiciar entornos idóneos que favorezcan la independencia y el desarrollo integral del niño. Lo creas o no, también nosotros podemos conseguirlo en casa. La experiencia puede ser sumamente enriquecedora. ¿Te animas?

En definitiva, aplicar la metodología Montessori en casa es ante todo cambiar la mirada sobre el niño. Más que el uso de uno u otro material, es sobre todo un estado de ánimo, toda una intención.

Una vez dicho esto, me gustaría poder explicar una serie de pautas básicas a tener en cuenta para que cada una de las estancias de tu hogar se convierta en todo un ambiente Montessori con el fin único de poder  aumentar la independencia del niño y hacer que tenga una mayor confianza en sus propias habilidades.

Aquí comparto una breve cita de nuestra queridísima Maria Montessori:

La preparación para la educación es un estudio de uno mismo, y la preparación de un ser que esta destinado a ayudar a la vida implica mucho más que una simple preparación intelectual, es una preparación del carácter y una preparación espiritual.

La mente absorbente del niño, Maria Montessori

La Habitación del niño

 

  • Debe de ser un espacio donde pueda jugar de manera libre y autónoma, la idea es permitir al peque experimentar a través de su propio cuerpo. Me encanta la cida “un niño que juega es un obrero que trabaja”.
  • Da igual que sea pequeña o grande, lo importante es crear un espacio cálido y luminoso, si puede ser con luz natural mucho mejor.
  • Es importante que todo el mobiliario este adaptado a la altura y edad del niño.
  • Los juguetes y materiales en la medida de lo posible han de ser naturales, como por ejemplo la madera
  • Colores neutros o pastel, son recomendables para poder crear un espacio cálido y relajante, que transmita tranquilidad al niño y que no sobreestimule.

Se pueden crear diferentes zonas dentro de la habitación del niño. Entre ellas no pueden faltar las siguientes:

  • Zona de descanso: aquí nos encontraríamos con la cama. Lo ideal es una cama a ras del suelo tipo Montessori, de modo que el niño pueda decidir cuando levantarse de la misma sin necesitar la ayuda del adulto para ello: se trata de fomentar la independencia y la autonomía. Junto a la cama podemos colocar una alfombra o colchoneta. Esta alfombra servirá como primer contacto del niño con la superficie cuando este se levante o como espacio de juego en el suelo y sobre todo como superficie donde pueda caer si por accidente se da la vuelta mientras duerme.

 

  • Espejo infantil: elegiremos un espejo seguro, que este bien anclado a la pared y a ser posible protegido por una barra (como los espejos de las clases de ballet). En mi caso el espejo únicamente esta anclado a la pared y por supuesto a su altura.

  • Zona de lectura: se trata de crear un rinconcito donde pueda leer y relajarse, podemos poner una alfombra en el suelo con cojines, y es muy importante tener presente que los libros deben estar a su alcance para que los pueda coger el solito sin necesidad de depender del adulto. Además, mejor mostrar las portadas que los cantos, tendrán mucho más significado para el peque, (mismamente en IKEA se encuentran este tipo de estanterías muy económicas).

 

  • Zona de juego: donde se encuentren los materiales y juguetes ordenados, limpios y a su altura para que pueda cogerlos sin la ayuda de ningún adulto.

  • Zona de actividades: puedes poner una mesa y silla a su altura, además del material que utilice, por ejemplo, folios, rotuladores, lápices…

La cocina

La cocina para muchas familias se convierte en uno de los lugares de congregación por excelencia de todo el mundo. Por ello es especialmente importante que adaptemos este espacio en función de las necesidades del niño. Es importante prestar especial atención a los siguientes aspectos:

  • Mesas y sillas: el niño debe de tener una pequeña mesita y silla para comer. Si no tienes espacio, es conveniente al menos disponer de una trona en la mesa familiar a la que el niño pueda trepar sin necesitar la ayuda del adulto.
  • Almacenaje: reservaremos un cajón o armario para los platos, vasos, boles y cubiertos para el niño. Así cada día podrá poner la mesa el solito sin necesitar la ayuda del adulto.

  • El menaje: puede utilizar el mismo menaje que una persona adulta (no es necesario comprarle ningún tipo de cubierto especial) siempre y cuando este bajo supervisión del adulto.
  • El taburete o trona de aprendizaje: va a permitir al niño ayudar al adulto mientras este cocina, podrá convertirse en todo un pinche de cocina. En este artículo te hablábamos de los beneficios de integrar a los peques en la cocina y en este otro de actividades que se puede plantear desde los doce meses.

 

El cuarto de baño

Este es otro de los espacios que el niño utilizará con frecuencia y se le debería alentar a que fuera aquí lo más independiente posible. Para ello es muy importante tener presente los siguientes aspectos:

  • El taburete: debemos proporcionar al niño un taburete que le permita acceder al grifo con el fin de poder lavarse las manos el solito.
  • Orinal o adaptador: el orinal tiene la ventaja de que el propio niño puede encargarse de vaciar el mismo en el wc. Si elegimos usar un adaptador para la taza del váter, debemos de comprar un escalón para que el niño pueda subirse por si solo.

  • Objetos de aseo personal: el niño debe de tener a su alcance: un cepillo de pelo a su medida, un cepillo de dientes, una toalla y lugar donde colgarla, una pastilla de jabón y por último un espejo donde poder verse.

¿Qué te parecen todas estas ideas? ¿Te animas a crear un ambiente preparado en casa?

¡Me encantará que me cuentes!

¿Te ha gustado este post? Me encantaría que nos dejases un comentario y te invito a compartirla en tus redes. Si quieres también  puedes suscribirte aquí a la lista de correo, recibirás tres estupendos regalos y te avisaré de todas las novedades. Gracias de corazón.

Dame tu email para recibir tus tres regalos

 

 

  •  Mi mini ebook “Empieza a signar con tu hijo”, en el que descubrirás la magia de la comunicación temprana con tu bebé.
  • Master Class sobre Inteligencias Múltiples, que te hará cambiar el punto de vista a la hora de observar a los niños y descubrir todo su potencial.
  • Regalito sorpresa sobre Pedagogía Montessori, ¡déjame enviártelo para descubrirlo cuanto antes!
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.