pixel

¡Muy buenas queridas familias!

Como sabéis, ya hemos hablado en alguna ocasión de que en la pedagogía Montessori fomentamos mucho la independencia y la autonomía desde edades tempranas, y además la preparación de alimentos forma parte del currículo.

Hoy queremos explicar cómo llevar esta filosofía a nuestros hogares, y desterrar el mito de que la cocina es un “lugar prohibido” para nuestras criaturas.

Si todos los días echamos un rato ahí, ya sea para preparar cenas o la comida del día siguiente, por qué no, en lugar de querer hacerlo todo rápido y con cierto estrés pensando qué estará haciendo el peque en el salón, lo involucramos en la tarea y le invitamos a hacer de pinche?

Obviamente, debemos comenzar por crear un ambiente preparado prestando especial atención a la seguridad, hoy en día ya hay muchos fabricantes que diseñan utensilios adaptados para los peques como estos de TUTETE y la verdad es que ellos disfrutan muchísimo ayudando, ¿a quién no le gusta meter las manos en la masa?

 

Beneficios de cocinar con nuestros peques

Desde mi punto de vista, creo que es una forma maravillosa de compartir tiempo de calidad en familia, además de que luego están más dispuestos a probar nuevos alimentos y por tanto estamos sembrando las semillas para una nutrición saludable. Pero es que además de esto, este tipo de tareas fomentan el sentido de pertenencia, nos dan la oportunidad de potenciar el desarrollo del lenguaje, trabajar las matemáticas, física, química, emociones, autocontrol…? ¡Todas las inteligencias múltiples!

Vivimos en la cultura de la velocidad, de quererlo todo para ya, (tanto niños como adultos), y estas actividades nos permiten volver a la vida slow, el aprender a cultivar la paciencia cuando recordamos que las legumbres necesitan horas de empaparse de agua para ablandarse antes de ser cocinadas o cuando observamos cómo se hornea un bizcocho. 

 

Ideas para hacer con los peques a partir de 12 meses

Creo que nunca es demasiado pronto para empezar y si el peque manifiesta interés eso ya es buena señal. “¡Sigue al niño!”, tal y como decía Montessori. Nada mejor que hacerse con una torre de aprendizaje Montessori, ya que permitirá que el peque vea el mundo desde otra perspectiva, de este modo, podrá saber qué está sucediendo y nos ayudará con muchas ganas.

Aquí te comparto algunas ideas:

Amasar: Esta es una de las actividades preferidas de mis peques. Preparamos masa de pizza bastante a menudo, y mi hija mayor siempre dice que le encanta la repostería creativa y le encanta todo lo que tiene que ver con preparar bizcochos, muffins y cupcakes.

 

Decorar: Esto lo hacemos siempre para dar rienda suelta a nuestra creatividad cuando estamos preparando un bizcocho, y también nos gusta mucho untar de huevo las empanadillas antes de meterlas al horno para que se queden brillantes y crujientes.

 

Mezclar: mi hijo pequeño está en fase de fascinación por los experimentos, ya hemos probado varias formas de hacer un volcán con bicarbonato y vinagre, hemos hecho muchísimas recetas de slimes o y nuestro próximo desafío es lograr preparar arena kinética. A la mayor le encanta batir huevos hasta dejarlos en un punto perfecto  🙂

 

Cortar frutas y verduras: me encantan los cuchillos que se fabrican hoy en día, son muy seguros y es maravilloso que puedan cortar alimentos sin ningún riesgo para nuestros pequeños chefs. Nosotros siempre preparamos helados de choco-banana con los plátanos que se quedan demasiado maduros, de este modo están muy blanditos y aportan un dulce natural estupendo.

 

Decorar: Es una actividad que les encanta y les ayuda a trabajar la pinza digital de los dedos índice y pulgar, así como la motricidad fina. Pueden ser bizcochos, muffins, galletas, pasteles,empanadillas, etc

 

Freír: esta propuestas es para más mayorcitos, pero la verdad es que es muy interesante. A nosotros nos gusta mucho desayunar huevos, costumbre que adquirimos cuando vivimos en México. Normalmente es algo que reservamos para los fines de semana, siempre bajo la supervisión de un adulto, y a cada uno le gusta hacerlo a su estilo, jeje

 

¿Qué te parecen todas estas propuestas? ¿A qué edad has empezado a involucrar a tu/s peque/s en la cocina?

Si no lo habías hecho hasta ahora, ¿te animas a probar y nos cuentas?

Para cerrar el artículo, me despido con esta foto en la que creo que se puede apreciar bastante bien el tamaño de los útiles respecto a los tradicionales, ya que es importante responder a las necesidades de los peques y adaptar aquello que utilizan para que no sientan que viven en un mundo de gigantes.

 

¡Me encantará leerte!

 

 

 

Dame tu email para recibir tus tres regalos

 

 

  •  Mi mini ebook “Empieza a signar con tu hijo”, en el que descubrirás la magia de la comunicación temprana con tu bebé.
  • Master Class sobre Inteligencias Múltiples, que te hará cambiar el punto de vista a la hora de observar a los niños y descubrir todo su potencial.
  • Regalito sorpresa sobre Pedagogía Montessori, ¡déjame enviártelo para descubrirlo cuanto antes!
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.