pixel

¿Qué es un nido compartido?

Es la forma más fácil de autogestionar los cuidados a la hora de reincorporarse al trabajo.

“En un nido compartido un grupo de familias vecinas se ponen de acuerdo para contratar juntas a una madre de día que va a su domicilio, para cuidar a un máximo de 3-4 peques en la casa de una de las familias, mientras ellos trabajan.”

Llamamos nido al hogar en el que se realizan los cuidados, es decir a la casa de la familia que cede el espacio, y que junto a la acompañante lo han preparado para los cuidados de menores de hasta 6 años. La ratio máxima es de 4, siempre que todos sean mayores de 1 año, aunque lo ideal son 3.

Poder formar un nido compartido ofrece una red de apoyo entre familias, además de un trato individualizado y personalizado a los tesoros de la casa y a sus familias, con información diaria y cercana, un ambiente relajado en la tranquilidad del hogar y el entorno del barrio, disfrutando de una crianza sin prisas con salidas diarias por el vecindario. Es algo muy común en otros países como Francia, y queremos que también sea una opción aquí.

Los niños necesitan presencia, contacto con la naturaleza, autonomía, confianza para poder hacer y SER y eso no requiere una gran infraestructura, cualquier casa en la que vivan niños está adaptada a su nivel, con algún pequeño ajuste puede ser un espacio preparado para el cuidado de un pequeño grupo de iguales.¿Qué requisitos debe tener la casa?

¿Qué requisitos debe tener la casa?

La verdad es que creemos que cualquier casa en la que convivan menores ya está de alguna manera adaptada a las necesidades del peque que allí vive, y que es un proceso sencillo adaptarla para que pueda compartirlo con algún amiguito más. Al fin y al cabo, sus necesidades más básicas no requieren una gran infraestructura sino más bien atención plena, juego libre con materiales versátiles y naturales (en mi nido el cesto de las verduras era la sensación, jajaja) una rutina diaria acorde a su ritmo y paseos diarios por alguna zona verde cercana.

La familia anfitriona junto a la acompañante seleccionada para acompañar el nido prepara el hogar para que pueda responder a las necesidades del cuidado del grupo. Buscamos recuperar la crianza en el hogar, sin prisas, y para eso la sencillez es una parte fundamental. Por eso valoramos que la casa en la que se vaya a realizar el cuidado de los menores tenga:

  • Un ambiente preparado a las necesidades del grupo (no tiene porqué ser toda la casa).
  • Que cuente con luz natural, ventilación, orden y limpieza.
  • Elementos de seguridad básicos (protege enchufes, etc)
  • Espacio para el juego libre, en el que moverse libremente.
  • Una zona adaptada para el descanso (pueden ser colchoncitos que se saquen para la siesta y luego se vuelvan a guardar)
  • Una zona adaptada para la alimentación (dependiendo de la edad de los peques puede ser la misma mesa en la que come habitualmente la familia con tronas o hay quien prefiere poner una mesa bajita con sillas a su altura).
  • Una zona adaptada para el aseo, donde pueda realizarse el cambio de pañal.

Los materiales necesarios para el día a día en el nido los ponen las familias, si hace falta comprar algo se reparten los gastos, pero muchas veces no es necesario porque se traen la trona de casa de los abuelos o piden prestado y se arreglan. También la acompañante viendo los intereses y necesidades puede si lo desea aportar material propio.¿Para qué sirve la plataforma?

¿Para qué sirve la plataforma?

La llegada de uno más a la familia a menudo pone nuestra vida patas arriba, nos revoluciona por dentro. La crianza no está pensada para vivirse en soledad, necesitamos reconectar con nuestras raíces, y volver a tejer redes de colaboración que favorezcan disfrutar de la crianza en comunidad. Esta plataforma nace para facilitar la creación de redes de ayuda y apoyo mutuo entre familias vecinas que se nutren mutuamente compartiendo los desafíos de la crianza.


La plataforma busca crear nidos compartidos para la infancia, esa es su misión, ofrecer una alternativa respetuosa a las familias y a las profesionales y dignificar la profesión de quienes se dedican al cuidado de los tesoros de la casa. Hay muchas familias que se sienten más tranquilas si su peque puede quedarse en un ambiente hogareño, con una ratio muy reducida de 3-4 peques, pero que no tienen cerca una madre de día o no tienen plaza para sus peques. También hay madres de día que no pueden ofrecer su casa para los cuidados, pero están dispuestas a ir a casa de las familias y acompañarlos en la tranquilidad del hogar, saliendo todos los días a pasear por el barrio.

Nuestra función es crear el ambiente y liberar de obstáculos el camino, la parte que más suele echar para atrás es la gestión laboral y el papeleo, esa es la parte que nosotras hacemos para que las familias puedan ahorrar tiempo y disfrutarlo con sus peques. También aseguramos que las acompañantes que están en la plataforma son de confianza y están altamente cualificadas para la labor.¿Cómo hacéis la selección?

¿Cómo hacéis la selección?

Nuestro equipo de selección conoce personalmente a cada acompañante de la plataforma. Todas las acompañantes han pasado un proceso de selección grupal y una entrevista personal. Nos aseguramos de que todas ellas cumplen con los siguientes requisitos:

  • Pasión por la educación.
  • Compromiso a largo plazo.
  • Certificado negativo de delitos sexuales.
  • Curso de primeros auxilios en bebés y niños.
  • Carnet de manipulador de alimentos.
  • Titulación relacionada con la infancia (técnico ed.infantil, magisterio, pedagogía, psicología…)
  • Formación en crianza (BLW, porteo…) y pedagogías alternativas.
  • Experiencia mínima de 1 año atendiendo a menores de 6 años.
  • Experiencia con bebés en su primer año de vida.
  • Experiencia previa cuidando en el hogar.
  • Buenas referencias.

Además, para poder mantener un servicio de la mayor calidad todas las acompañantes de la plataforma tienen a su disposición una comunidad para profesionales del acompañamiento en el hogar con un servicio de soporte y asesoramiento psicopedagógico, gestionado por un equipo especializado en desarrollo infantil.

En ella pueden compartir experiencias, desafíos y aprendizajes. También pueden seguir formándose con cursos de especialización, y encuentros mensuales en los que, además de disfrutar de un desayuno, profundizan en un tema y reflexionar sobre su aplicación práctica.¿Cuáles son los pasos para entrar en la comunidad?

¿Cuáles son los pasos para entrar en la comunidad?

Los pasos son extremadamente sencillos.

1. Creas tu perfil, como familia anfitriona o familia invitada en función de si ofreces tu hogar a disposición de los cuidados.

2. Compartes tu perfil en tus redes, entras para presentarte y te pones en contacto con otras familias de la zona y con acompañantes.

3. Hemos creado un asistente muy sencillo gracias al cual podrás iniciar el proceso de crear un nido compartido, con las familias y la acompañante que más os haya gustado.

4. A partir de ese momento cada familia paga el alta del nido y el primer mes, nosotras iniciamos los trámites para dar de alta a la acompañante como empleada del hogar, hacemos el contrato y cuando el nido se inicie cada familia mensualmente paga a través de la plataforma su cuota, es decir la parte proporcional que corresponda y la cuota de Entre Arrullos por el soporte y la elaboración de la nómina mensual.

¿En qué se diferencia la propuesta de Entre Arrullos de la de las madres de día?

A nivel pedagógico el servicio es prácticamente el mismo. De hecho, muchas de nuestras acompañantes han sido madres de día o quieren serlo más adelante.  Las madres de día tienen su hogar adaptado para el ejercicio de sus funciones, nuestras acompañantes apoyan a las familias a adaptar sus hogares para que puedan responder a las necesidades del grupo y del momento en el que actualmente se encuentran.

La regulación de madres de día establece que una “madre de día” es una profesional en su propio domicilio. Si es en un local o casa en la que no vive, o si realiza la actividad en compañía de otra profesional, ya no entraría dentro de la regulación como madre de día. Como este tipo de cuidado en el hogar es nuevo en España, no así en otros países de Europa, tras una ardua investigación, la única opción legal que permitía a una acompañante realizar los cuidados del hogar es el Régimen Especial de la Seguridad Social para Empleadas del Hogar, y así lo hacemos.¿Cómo surge la idea de crear Entre Arrullos?

¿Cómo surge la idea de crear Entre Arrullos?

Hace más de 7 años tuve la “suerte” de que me despidieran por quedarme embarazada en la escuela infantil en la que trabajaba. Allí muchas cosas no me encajaban, y el despido me permitió disfrutar de la crianza de mi primer hijo, y empezar a darle forma a lo que sería mi nido de madre de día. A veces la vida te empuja a saltar.

Al fin, podía atender las necesidades de los peques y de sus familias como realmente quería, podía seguir aprendiendo y disfrutaba investigando para resolver sus dudas. Descubrí que disfrutar de estos primeros años en la tranquilidad de un grupo reducido, en un ambiente hogareño, con atención individualizada encaja con las necesidades reales de los peques y sus familias, y también con las mías como profesional. Fue una etapa de desarrollo y aprendizaje intenso para todas.

Empecé a recibir CVs, muchos de ellos impresionantes, y peticiones de familias pidiendo plaza, familias que no encontraban alternativa a la escuela infantil. No entendía cómo habiendo tanta gente formada y con la misma mirada de respeto y amor por la infancia no existiera algo que pudiera ponerles en contacto. Así que intenté hacerlo yo tirando de mi red de recursos y del listado de familias que me pedían información. Pero la cantidad de tiempo que requería y las necesidades del momento me llevaron a otra cosa. Nació la asociación “Familias Enlazadas” y con ella, el proyecto “La casita de La Dehesa, un grupo de juego en la naturaleza en el que mis hijos pudieran desfogar y relacionarse con los amigos del barrio mientras yo seguía en mi nido.

Por aquel entonces llegó a mi vida Agurtzane, era una de las mamás del nido. Desde entonces seguimos compartiendo el camino de la maternidad juntas. Cuando Agurtzane se quedó nuevamente embarazada entró en pánico. Si yo ya no estaba de madre de día ¿dónde iba a dejar a su bebé? Entonces le conté mis esfuerzos fallidos de crear nidos compartidos en casa de las familias con madres de día a domicilio. Ella lo vio claro, su mente se puso a maquinar, y me convenció de intentarlo una vez más.

Empezamos a trabajar con su bebé acompañándonos. Han sido dos años de desarrollo e investigación para conseguir lo que ahora podéis ver en la plataforma. Hay años de dedicación, esfuerzo y sacrificio, hemos invertido nuestros ahorros y hemos abrazado la incertidumbre de emprender para que este proyecto, que el mundo se merece, vea la luz.

Sabemos que seguramente todavía habrá que hacer ajustes, queremos promover un cambio profundo en la cultura de relación con la infancia y eso no se consigue de la noche a la mañana, tampoco podemos hacerlo solas. Primero llegó Agurtzane, luego Susana, Layla, y muchas mujeres, madres y profesionales que quieren liderar un cambio en la educación, que con sus ideas, sugerencias y ayuda práctica nos alientan cada día.

¿Te ha gustado esta entrevista? Me encantaría que nos dejases un comentario y te invito a compartirla en tus redes. Si quieres también  puedes suscribirte aquí a la lista de correo, recibirás tres estupendos regalos y te avisaré de todas las novedades. Gracias de corazón.

Dame tu email para recibir tus tres regalos

 

 

  •  Mi mini ebook “Empieza a signar con tu hijo”, en el que descubrirás la magia de la comunicación temprana con tu bebé.
  • Master Class sobre Inteligencias Múltiples, que te hará cambiar el punto de vista a la hora de observar a los niños y descubrir todo su potencial.
  • Regalito sorpresa sobre Pedagogía Montessori, ¡déjame enviártelo para descubrirlo cuanto antes!
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.