pixel

Buenos días, Soy Silvia Alonso y hoy vamos a continuar con el test del árbol (si os habéis perdido la primera parte, podéis verla aquí) y a analizar un ejemplo de este test que he pasado a un familiar. Una vez hemos pasado el test a algún familiar o amigo (sujeto) y hemos anotado todo el proceso: sus gestos, vacilaciones, movimientos, quejas, etc. Podemos empezar a analizarlo.  

La técnica de Stora permite, por medio de la comparación de los 4 árboles sucesivos, seguir la evolución del sujeto. Recordemos que el primer árbol indica el comportamiento de un individuo frente a una tarea inusual a la que se debe de adaptar sin preparación previa.

El segundo árbol se dibuja en un clima diferente, pues el sujeto se haya familiarizado con la tarea. “Se trata de llevar a cabo una labor conocida en un medio también conocido e inmediato”. El árbol irreal “permite llega a un nivel más profundo, el de los deseos insatisfechos”, hacia el cual tiende el sujeto. El cuarto árbol constituye un acercamiento al pasado vivido y a sus relaciones con el estado psicológico actual del sujeto.

Este test, se analiza a partir de los rubros psicológicos que sirvieron para consolidar los trazados generales. Fueron elaborados a partir de la observación de 820 sujetos: 212 niños con edades comprendidas entre los 4 y los 14 años y 608 adolescentes y adultos de ambos sexos de 15 a 60 años. 

Vamos a empezar a analizar a grosso modo los diferentes árboles que he obtenido y realizaremos una hipótesis de la personalidad del sujeto. Aunque, en estos dibujos están elaborados en bolígrafo, lo recomendable es realizarlo a lápiz como os expliqué en el artículo anterior:

El primer árbol es un naranjo. Lo primero que podemos observar que está dibujado en el lado izquierdo de la hoja, de hecho, hay una parte cortada u oculta. Si dividimos la hoja a la mitad, en cuanto a altura, observamos que todo el tronco del árbol se encuentra en la parte izquierda de la hoja. Si lo dividimos a la mitad, en cuanto a anchura, observamos que el tronco del árbol se encuentra por entero en la parte inferior y la mayoría de la copa está en la parte superior. 

El tronco está bien definido y con muchos detalles. En este sujeto, podríamos decir que las líneas onduladas del tronco reflejan que es una persona que se sobrepone a los problemas y las dificultades. 

Por otro lado, observamos que las raíces están ocultas y que la línea del horizonte se toma como referencia en el borde inferior de la hoja. Además, se encuentran hojas caídas y flores que adornan el suelo. También hay una hoja que se desprende de la copa y está en proceso de caer al suelo. 

En la copa, se observan gran cantidad de naranjas y que en la zona central de la copa se encuentra un nido con tres pollitos. Éstos están protegidos por un pájaro más grande que vuelva encima de la copa. En el borde derecho de la hoja podemos observar un sol dibujado mediante una espiral. 

El gran follaje de la copa implica que posee una amplia variedad de sanas relaciones con su entorno. También indica que es una persona con grandes ambiciones y grandes sueños. Dada su exagerada altura, podemos destacar que es capaz de corporizar sus proyectos y que desea hacerse notar, ser alguien para los demás y afirmarse como persona. 

La gran cantidad de frutos que rodean a los tres pollitos podrían hacer referencia a sus tres hijos. El pájaro que los observa desde arriba podría ser ella protegiéndolos. La gran cantidad de flores que hay en el suelo podría definir que, en el ámbito material, le gusta aparentar ante el resto de personas de su entorno. 

También tantos detalles diversos en el follaje muestran su gran variedad de conocimientos, que posee buena memoria y que es capaz de discriminar y criticar.  El hecho de que haya dibujado un paisaje, implica que el sujeto posee gran sentimentalidad.  

Las cuatro grandes cicatrices o nudos representados en el tronco de este árbol reflejan que ha sufrido por fracasos experimentados y que éstos han dejado su huella. 

El segundo árbol es un cerezo. Está menos detallado que el primer dibujo. El suelo está más alto que el borde inferior de la hoja pero tampoco se observan las raíces. Este árbol está centrado en la hoja y se muestra una diferencia entre la parte superior de la hoja dónde se encuentra la copa y la parte de abajo donde sólo está el cuerpo del árbol. En este dibujo se ha eliminado el paisaje. 

El suelo dibujado en este segundo dibujo está compuesto por varias líneas trazadas de forma personal. Por ello, podríamos decir que se pone una norma personal o que necesita un ideal en su vida. 

Tanto en el primer árbol como en el segundo, podemos analizar que busca sensaciones protectoras y gratificantes y además, debido al ser ambos follajes abiertos e incluso filiforme, que es débil al medio que le rodea y que posee tendencias repetitivas. Por esto, necesita protección y comodidad en el hogar.  También busca una rutina dónde se sienta cómoda y protegida. También podemos destacar que procura progresar mejorando lo que puede. 

En ambos árboles también identificamos detalles en los troncos que muestran su recurrencia de los detalles que vive a diario. Además, el trazo de las ramas implica una buena discriminación de la realidad. Por último destacaremos que existe, en ambos dibujos, un buen equilibrio entre trono y follaje. Esto expresa sus deseos de encontrar un equilibrio y adaptarse a las necesidades del medio. 

En cuanto al árbol imaginario, el tercero, es un árbol muy elaborado y curioso. Cuando finalizó el test y pregunté al sujeto qué hacía que este árbol fuera imaginario y qué hacía que no pudiera existir en la vida real me contestó: porque he dibujado una personificación humana en el árbol que, además, se desplaza y mueve por la fuerza de la electricidad. Mediante rayos y una antena que posee en la cabeza. 

Posee los ojos en las manos y la figura está en movimiento. Podría representar deseos de viajar y de absorber el mundo con los ojos. De verlo y entenderlo todo. Nuevamente también está inclinado a la izquierda y posee cada “pierna” o tronco en cada mitad de la hoja. Esto podría representar su deseo de equilibrio, tanto consigo misma y con su familia, como con el entorno que la rodea. 

El último árbol, dibujado con los ojos cerrados, se ve un dibujo muy simple pero bien definido del árbol. Este se encuentra centrado y comenzó por el borde inferior para guiarse. Posee tres ramas que van hacia arriba y en la copa se observa la intención de marcar los detalles. La copa es más pequeña que las dibujadas anteriormente pero sigue teniendo un equilibrio con el tronco. 

Dame tu email para recibir tus tres regalos

 

 

  •  Mi mini ebook “Empieza a signar con tu hijo”, en el que descubrirás la magia de la comunicación temprana con tu bebé.
  • Master Class sobre Inteligencias Múltiples, que te hará cambiar el punto de vista a la hora de observar a los niños y descubrir todo su potencial.
  • Regalito sorpresa sobre Pedagogía Montessori, ¡déjame enviártelo para descubrirlo cuanto antes!
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.